El cerdo Ibérico.


Mucho se ha hablado sobre la denominación de los productos derivados del cerdo ibérico siempre ligado a una mala, difusa y poco concreta información, generando confusión en el consumidor final. Después de varias negociaciones, se aprueba la nueva Norma de Calidad del Ibérico, RD 4/2014, en el Consejo de Ministros, mejorando la información al consumidor en el etiquetado y presentación, y estableciendo un mayor rigor y control en todos sus procesos.


Según su alimentación y cría se establecen 3 tipos de ibéricos:

  • Bellota, criados en libertad y alimentados en la montanera a base de bellotas y hierbas.
  • Cebo de campo, criados en libertad  y alimentados con los recursos naturales de las dehesas (olivas, castañas, arbustos aromáticos…) y con pocas o ninguna bellota.
  • Cebo, criados en régimen de intensivo (granjas) y alimentados con piensos compuestos.


La anterior Norma de Calidad del Ibérico, RD 1469/2007 establecía una denominación más, el recebo. Se utilizaba para clasificar a los jamones y paletillas del cerdo ibérico que habían estado alimentados a base de bellotas pero que al no llegar al peso óptimo para su sacrificio acababan el engorde con cereales. Esta denominación, desaparece con la nueva norma, obligando a rebajar la calidad en el etiquetado a cebo de campo, cuando nada tienen que ver el uno con el otro. La nueva norma permite la vigencia de esta designación, el recebo, hasta finalizar la campaña 2014-2015.


Según su genética, también se establecen tres tipos de ibéricos:

  • 100% ibérico, de madre y padre 100% ibéricos
  • 75% ibérico, de madre 100% ibérica y padre 50% ibérico (ibérico + duroc)
  • 50% ibérico, de madre 100% ibérica y padre de raza duroc

Se admite la denominación de “Pata Negra” exclusivamente para el 100% ibérico y se prohíbe el término Ibérico Puro.


Por todo ello, la actual norma, y con el fin de dar toda la información posible al consumidor, establece cuatro tipos de etiquetado para los jamones y paletas:



Norma de calidad del ibérico


Los productos ibéricos de La Jabugueña únicamente son de bellota, recebo (hasta finalizar la campaña 2014-2015) o de cebo de campo. Creemos que el ibérico ha de estar ligado a las dehesas, ayudando a mantener este preciado ecosistema y garantizando así una excelente calidad en nuestros productos. Producción sostenible.