El jamón ibérico y el deporte

El jamón ibérico y el deporte

 

Para un deportista de élite la alimentación es una pieza clave en la mejora de su rendimiento, la aceleración de la recuperación tras los duros entrenamientos y conseguir alargar la vida deportiva a través de la salud, evitando lesiones y demás son varios de los beneficios de la nutrición adecuada.

 

Dentro de los muchos alimentos saludables que existen quiero hablar de uno en especial, tanto por mi relación con él  por los negocios familiares así como por sus grandes beneficios, el jamón ibérico se postula como uno de los pocos alimentos que destaca tanto por su excelente sabor como por sus propiedades en cuestiones de salud.

 

El jamón ibérico es uno de los alimentos con mayor porcentaje de proteínas, tan importantes hoy en día para la recuperación de los deportistas así como en diversas dietas hiperproteicas  enfocadas a la bajada de peso corporal, 100 gm de jamón ibérico nos proporcionan más de 40 gm de proteínas de calidad muy importante también en deportes de fuerza y potencia para desarrollar la masa muscular o en otros más aeróbicos para no perder músculo.

 

Es un alimento graso pero en este caso esto supone una gran ventaja ya que las grasas que contiene son las más cardiosaludables de todas las grasas animales, con una proporción de ácido oleico superior al 54% muy parecido a otro gran alimento como es el aceite de oliva virgen extra, las grasas del jamón ibérico nos bajan el colesterol malo (LDL) y nos suben el bueno (HDL).

 

La alimentación de los cerdos ibéricos basada en bellotas, hierba, contribuye mucho además de la raza, a la gran cantidad de ácidos grasos buenos monoinsaturados como he indicado anteriormente, el hecho de que los animales estén prácticamente en libertad y puedan moverse a su antojo también es otro factor importante en ese aspecto.

 

Recuerdo hace años como en el mundo del ciclismo profesional era tradicional después de cada etapa de las vueltas, un bocadillo de jamón esperando a cada ciclista en la habitación del hotel.

 

A parte de proteínas y grasas, es una buena fuente de vitaminas del grupo B y varios minerales muy importantes en el mundo del deporte.

 

Si estamos en una dieta hipocalórica tampoco debemos preocuparnos mucho ya que las calorías que nos proporciona son muy similares a las del pan con la diferencia del aporte nutricional entre un alimento y otro que no tienen comparación.

 

Para acabar, resaltar un reciente estudio del Hospital Ramón y Cajal de Madrid en el que se demostraba que consumir 50 gm diarios de jamón ibérico mejoraba la salud vascular en adultos sanos, así que el jamón ibérico es de los pocos alimentos naturales (sus ingredientes son carne y sal marina, nada más), saludables y que están buenos, puede que sea un buen momento para empezar a plantearnos el sustituir las barritas energéticas procesadas y cargadas de azúcares por una buena tapa de jamón ibérico para después de nuestra sesión de entrenamiento.

 

 

La Jabugueña con el deporte

 

Desde sus inicios La Jabugueña ha patrocinado el deporte. Ver más

 

 

 

 

 

 

 

José A. Escuredo fue medalla olímpica en Atenas-2004

 

 

 

José A. Escuredo ciclista profesional e hijo del fundador de La Jabugueña