Filosofía La Jabugueña

Filosofía

El objetivo de La Jabugueña es ofrecer la máxima calidad que se merece una joya gastronómica como es el jamón ibérico.

La pasión por nuestras dehesas, por la raza ibérica y por el trabajo bien hecho uniendo artesanía, experiencia y tecnología, se traduce en el inconfundible sabor y calidad de nuestros productos.


La Jabugueña en Jabugo (Huelva)

Visión

Desde el inicio de su historia la empresa La Jabugueña se ha caracterizado por aunar industria y tradición a fin de aplicar las mejores técnicas en el bienestar de la crianza y engorde del cerdo ibérico.

Hemos apostado siempre por el inmejorable sabor tradicional de Jabugo en nuestros productos ibéricos y que como tales aporten los máximos beneficios para la salud (perfiles de ácidos grasos monoinsaturados como el ácido oleico).

Misión y compromisos

Nuestro gran compromiso con la naturaleza, con nuestras explotaciones de cerdo ibérico de cría en extensivo en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, colaboramos a la manutención y conservación de la dehesas del Parque Natural y que de otra manera serian abandonadas a su suerte, aportando así nuestro granito de arena al desarrollo económico y crecimiento sostenible de este Parque Natural. Respetamos los procesos artesanos combinados con los más estrictos controles sanitarios, en cada uno de los estadios productivos tales como el salado, secado, sudado y añejado de nuestros jamones y paletas los cuales se llevan a cabo de la forma más natural y respetuosa para la salud pues no utilizamos ni aditivos ni conservantes que no sean naturales.

Es precisamente por esa razón por la que contamos con certificados de calidad y seguridad alimentaria más estrictos y reconocidos en el mundo tales como B.R.C. (Calificación en Grupo A –máxima- varios años consecutivos), Certificado ISO 9001-2000 R.D. 993 (Autorización de exportación de empresas con A.S.E. Nivel Tres que nos cualifica para exportar a los países más exigentes en seguridad alimentaria (USA y China) reconocimiento que le obliga a aplicar el máximo control de calidad acogiéndose y cumpliendo las mas estrictas normas de calidad y seguridad alimentarias.

Una apuesta

La Jabugueña siempre ha apostado por la cría extensiva del cerdo ibérico, es decir, en plena libertad, entre miles de hectáreas de alcornoques y encinas, cumbres, arroyos, aire puro y limpio y

en donde cada ejemplar de bellota disfruta de cómo mínimo 1 hectárea de terreno y de una alimentación exquisita y cuidada, a base de bellotas, hierba fresca, trufas y plantas aromáticas. Sólo así, se obtiene la mejor calidad.

Jabugo

 

 

Nuestras propias dehesas. Un compromiso.

En pleno Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, se encuentra lo mejor de nuestra raza ibérica. Ejemplares seleccionados y criados con mimo en nuestras dehesas. Cantos Picados, El Pico del Castillo, El Barranco de Martín Pérez, La Cañada, son algunas de las fincas de La Jabugueña.

Nuestras dehesas, paraísos ecológicos, actualmente son un ecosistema gravemente amenazado. El cambio climático, los incendios y la degeneración del arbolado son las principales causas.

Conscientes de esta problemática, La Jabugueña adquiere un compromiso: trabajar por un desarrollo sostenible de estos ecosistemas únicos, en el que conviven la conservación medioambiental

y la producción, aprovechando todos y cada uno de les recursos naturales de las dehesas en perfecto equilibrio con su conservación y mantenimiento.

Cerrando el círculo

Nada se deja al azar. El sabor de los productos de La Jabugueña es el resultado de un especial cuidado y de un control absoluto de todos los procesos de su elaboración (C.A.P) de principio a fin.

Cría, sacrificio y selección, despiece, salado tradicional y curación natural. Todo ello unido a un riguroso control sanitario, trazabilidad, cata y almacenamiento, en nuestras propias dehesas e instalaciones. De principio a fin, hemos cerrado el círculo perfecto.

La jabugueña - El círculo perfecto